Teófilo Gutiérrez fue sancionado por el Comité Disciplinario con dos fechas de suspensión debido a que fue encontrado “culpable de juego brusco contra rivales” en el partido de ida ante América de Cali en donde salió expulsado por el ya conocido altercado o pleito que sostuvo con el delantero rojo Gustavo Torres.

Esto, sin ninguna duda, cae como un balde de agua fría en la entidad verdiblanca. Es una noticia que impacta de forma directa en las aspiraciones de Rafael Dudamel y su grupo de cara a este certamen pues, su mejor jugador, debe hasta ahora ausentarse en el cruce semifinalista de los azucareros ante Atlético Nacional por Copa BetPlay.

El entrenador venezolano ya había reconocido que Teófilo aceptó un error que trastocó los planes en aquel clásico donde su equipo se quedó con la clasificación a esta instancia definitiva. Ahora le tocará diseñar para disimular la falta de un guía futbolístico como lo es el atacante barranquillero aunque, seguramente, los directivos de la entidad verdiblanca van a apelar está sanción buscando una reducción que les permite contar por lo menos con Teo en el partido de vuelta en Medellín.

Deja un comentario